MENU

Sant Jordi 2020

Técnica: Digital.

Medidas: 30×30 cm

Este Sant Jordi, como todos sabemos, ha sido uno en el que no hemos podido salir a la calle y oler los libros ni leer las rosas que con ansias esperamos cada año el 23 de abril. Pero no por eso debemos enfurruñarnos y enclaustrarnos en la inconformidad. Yo he decidido convertirlo en un día de recuerdos bonitos.

Esta ilustración es un regalo para mi acompañante de vida, de viajes y de quedarnos quietos. Sebastián.
Nuestro mejor recuerdo de la luna de miel: en medio de un antiguo búnker de guerra, en un acantilado, en Normandía, en pleno agosto y lloviendo en todas las direcciones… En ese momento solo podía imaginarnos volviendo a casa (al mediterráneo) y abrazar a nuestros gatos, a los que echábamos tanto de menos y tomar un poco el sol. Pero cuando te das cuenta del ahora y lo vives, te sientes mejor y se te pasa la inconformidad negativa.

Ahora durante la cuarentena, me doy cuenta de que nunca habíamos estado tanto tiempo juntos. Disfrutando del ahora y aceptando las vicisitudes del momento y aprendiendo de ellas.